Mejora la fotografía de tus recetas Navideñas

No solo debes mejorarla si tienes un blog de cocina, también si publicas parte de tu vida en instagram o facebook.

La comida es parte de la estética de estas fechas, no se puede negar, y compartir los suculentos platos que se hacen en casa se convierte en casi una obligación para cualquier blogger que aspire a tener seguidores fieles.

No se a ti pero a mi me encanta cotillear las imágenes navideñas de la gente a la que sigo. Estos días todo está cuidado con más mimo y nos reconforta, pero ojo… una mala fotografía como siempre puede estropearlo todo, aquí te doy mis consejos para que no te pase:

food-sweet-cookies-christmas-large

Cámara

Como diría mi amigo Nacho “lo importante es el indio y no la flecha”. Siempre te digo que puedes sacar buenas fotos con el móvil, y en este caso también. Peeeero es posible que estos días tomes instantáneas con muy poca luz en el ambiente, por otro lado las luces navideñas se quedan cortas pero son geniales para hacer “bokehs”, eso te lo va a permitir una cámara con la que puedas controlar la profundidad de campo y si se da la casualidad de que te la han adelantado como regalo, ¡no te lo pienses y aprovéchala!. Tengo que meterte la cuña porque realmente creo que te ayudará mucho: mi curso para bloggers de gastronomía y producto está hecho a medida para ti.

christmas-xmas-christmas-tree-decoration-large

Color

Otro básico. Te lo diré siempre: cuídalo. Vigila los colores análogos y los opuestos, no hagas combinaciones desagradables (aquí no vale mucho arriesgar). Controla el color que sale de tú cámara pero trabájalo a la hora de revelar tus fotos. Mi Curso de Edición te explicará como hacerlo.

Como sabes ahora predominan el rojo, el dorado, plata e incluso el verde. Son tonos “fáciles” para jugar con ellos pero no los mezcles todos, elige uno predominante y trabaja con él de base y de una manera limpia y clara.

christmas-xmas-santa-claus-advent-large

Composición y atrezzo

Es cierto que la Navidad se presta a compos más barrocas pero yo si creo en la máxima del “menos es más”, y cuando estamos tan cansados de luces, belenes, árboles y adornos lo mejor es tirar de la sencillez y el minimalismo.

Hay otra cosa que debes cuidar: hacer tomas de detalles. Serán más cuidados y tendrán más encanto. Ya sabes: aprovéchalo 😉

Como en el caso del color busca un elemento que predomine y que el resto se encargue de potenciarlo. Incluso puedes hacer composiciones básicas en que solo esté el plato, pero es verdad que enseñar una mesa navideña bien adorna suma puntos. Como mucho protagonismo se lo llevará la vajilla y la cubertería deja el resto con pocos elementos. ¡Ah! por cierto, soy totalmente contraria a usar espumillón…

dinner-meal-table-wine-large

Niños

Son los grandes protagonistas de estas fiestas. El problema es el que todos sabemos, que cada vez nos cuesta más fotografíar a los más pequeños de la casa ya que sentimos que es peligroso. Ya hablaremos otro día sobre este tema porque me interesa, pero sea cual sea tú opinión no tienes porqué renunciar al juego que da un pequeño en una imagen fotográfica. Pueden ser sus manos o sacar solo una parte de sus movimientos si que se vea su cara. En todo caso no les quites ojo aunque sea para guardar para ti estos preciosos momentos.

pexels-photo-large

Resumiendo:

  • Elige un color y trabaja en torno a él
  • Usa un mantel liso: el blanco, los tonos crema o rojos son lo más adecuados.
  • Aprovecha para tirar de una cubertería o vajilla con filigranas o tonos dorados, no encontrarás muchas ocasiones más adecuadas que ésta y te servirán para guiar el resto de la composición.
  • ilumina la mesa con algo más… algunas luces discretas o una velas sencillas.
  • Busca elementos que resalten: estrellas, flores (sin recargar y del mismo tono que has elegido), velas, ramas de madera o algún pequeño tronco… en definitiva algo que llene de calidez, que recuerde a la naturaleza.
  • No apelotones los elementos.
  • Juega con los volúmenes, piensa en qué llena más la imagen (un ramo de flores, los platos, un velón…) y descarga el resto. Busca el ángulo adecuado para que se aprecien estos volúmenes (un cenital casi siempre funciona, pero los perderás)
  • Usa tú cámara en manual o, si no tienes y puedes, pide una prestada para estos días.

red-winter-spices-decoration-large

 

Estos son mis pequeños consejos. Y no te olvides de vivir y “desconectar”… pero tampoco de que la fotografía no tiene porqué impedírtelo. Hace tiempo comentaba con una amiga que a veces me gusta “vivir” sin más y no estar pendiente de la cámara, y ella me dijo algo en lo que nunca caemos y que es muy cierto: “pero es que yo disfruto sacando fotos”.

Yo también 🙂

¡Feliz Navidad fotoblogger!


 

Neus V. V.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *